La Red Española del Pacto Mundial ha editado un documento de sugerencias de actuaciones para empresas y organizaciones con el fin de favorecer el liderazgo y la acción empresarial en el contexto de pandemia provocada por la COVID-19. El folleto, creado a partir de información de la Red Española y de UN Global Compact, pretende ser un documento sencillo de sugerencias para facilitar el conocimiento de actuaciones posibles y para resaltar la importancia de que las decisiones corporativas sean tomadas con los Diez Principios del Pacto Mundial como trasfondo.

Cristina Sánchez, directora ejecutiva de la Red Española del Pacto Mundial, señala al respecto que “instamos al liderazgo empresarial en este contexto de crisis porque necesitamos líderes que activen las palancas del cambio positivo, de la acción responsable y que difundan, gracias a su capacidad de influencia, la importancia de que toma de acciones no olvide a los más vulnerables y ni la protección de los derechos”.

Naciones Unidas hace tiempo que hizo un llamamiento a los líderes empresariales para se convirtieran en una fuerza positiva en el marco de la Agenda 2030. Hoy más que nunca, es momento de no olvidar la sostenibilidad.  Por supuesto la económica, pero también la ambiental y la social.

El documento consta de tres partes: una breve exposición del contexto actual desde el punto de vista del sector privado; siete sugerencias de actuación para líderes empresariales y, por último, recomendaciones del Pacto Mundial de Naciones Unidas que están ancladas en cada uno de los bloques de los Diez Principios del Pacto Mundial, en concreto, los derechos humanos, las normas laborales, el medioambiente y la lucha contra la corrupción.

En palabras de Lise Kingo, CEO de  UN Global Compact, “hoy, el Pacto Mundial de las Naciones Unidas hace un llamamiento especial para dar una respuesta corporativa a la pandemia. Para que todas las empresas tomen medidas colectivas para frenar el brote de COVID-19 y se mantengan unidas para facilitar la continuidad de los negocios con el fin de una rápida recuperación”.

Entre las sugerencias de acción plasmadas en este documento figuran el trabajo sectorial y multiactor; tener en cuenta los impactos sobre todos los grupos de interés, sobre todo los más vulnerables y las pequeñas y medianas empresas; asegurar que los productos y servicios se distribuyan y vendan de manera ética o enfocar las inversiones y finanzas a garantizar la continuidad de los negocios y mitigar el impacto de la pandemia.

Sabemos que son momentos muy difíciles para muchas empresas y mantener la actividad y los contratos es prioritario para preservar la economía y las cadenas de suministro”, ha apuntado Sánchez, “pero desde el Pacto Mundial también podemos acercar a nuestros miembros y a todas las organizaciones claves de actuación responsable y sugerencias para las empresas que estén en condiciones de potenciar las acciones positivas”.

Asimismo, este documento es un revulsivo para, en época de crisis, seguir apostando por los valores que impregnan nuestra iniciativa, los Diez Principios, la solidaridad internacional y la creencia de que las empresas no sólo pueden adaptarse al mundo, sino también transformarlo.

Por último, además del documento, la Red Española ha puesto en marcha otra serie de acciones dirigidas a ayudar a las empresas a contribuir a la lucha contra la COVID-19, que incluyen la oferta de recursos en abierto y la difusión de las acciones puestas en marcha por sus socios para combatir la pandemia, entre otras. Todas estas acciones, junto a la guía, se pueden consultar en el nuevo apartado web de la Red Española “Empresas y organizaciones unidas ante la COVID-19” que ha sido publicado hoy mismo por la organización.

Puedes descargar la guía aquí.