El documento de UNECE (incluye los países europeos, EE.UU., Canadá, Israel, Turquía y las repúblicas de Asia central) por sus siglas en inglés, presentado recientemente en Ginebra, revisa cada uno de los 17 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) apuntando la importancia de las acciones coordinadas, la oportunidad de la Década para la acción y los desafíos en la medición. España destaca positivamente en la representación de mujeres en el Parlamento, pero queda señalada en aspectos medioambientales, como el estrés hídrico, y en la ayuda oficial al desarrollo.

Amina Mohamed, Vicesecretaria General de Naciones Unidas, abrió el foro en el que se presentó este análisis, identificando 3 acciones para llevar a cabo en esta Década para la acción: intensificar la ambición para lograr los ODS; trabajar la innovación al servicio de las tecnologías al servicio de las personas y conseguir el compromiso de todos los actores, con foco en el sector privado, al que solicitó que continuara alineando sus modelos de negocio con los ODS.

Los resultados del estudio fueron presentados por Lidia Bratanova, Directora de la UNECE Statistical Division, destacando dos datos: el número de mujeres en los parlamentos europeos y la calidad del aire. En el primer punto recordó que solo 3 países, Finlandia, España y Noruega, tiene más del 40% de mujeres en el parlamento, lo que se considera un nivel de paridad óptimo.

Asimismo, presentó el UNECE Dashboard, una herramienta interactiva que contiene el resultado de 49 indicadores oficiales divididos en cada ODS.

Una mirada a la evolución de los ODS en el comienzo de la Década para la acción

En los primeros cinco años desde la firma de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, los países de la zona UNECE han tomado medidas para integrar los Objetivos y metas en su desarrollo nacional y para alinear sus políticas e instituciones con ellos. Pero el año 2020 marca el comienzo de la Década de Acción para el Desarrollo Sostenible, la iniciativa del Secretario General de las Naciones Unidas, que pide que se acelere la acción movilizando todos los actores, aumentando la ambición y encontrando y aplicando soluciones que den resultados. Revisando los avances logrados hasta ahora, estas indicaciones son esenciales para comprender cómo enfocar mejor esas acciones.

Los resultados muestran muchas áreas en las que los países de la UNECE también han logrado buenos progresos, así como aquellos en los que la región no avanza aún a la velocidad o escala requerida y donde es necesario tomar medidas decisivas para acelerar el progreso.

Entre los progresos satisfactorios figuran Objetivos directamente dirigidos a las personas, como la erradicación de la pobreza extrema, la cobertura de la población con protección social, el suministro de medios modernos de planificación familiar y la reducción de los niveles de mortalidad materna, infantil y en la niñez. También se incluyen entre estos puntos favorables las medidas orientadas a la preservación del planeta, como la ampliación de la cubierta forestal, el suministro de servicios sanitarios gestionados de forma segura, la reducción de la intensidad energética de la economía y el cumplimiento de los acuerdos ambientales.

Por otra parte, en esferas como la contaminación atmosférica, la protección de las zonas marinas, la asistencia para el desarrollo y las estrategias de reducción de los riesgos de desastre, es necesario hacer más para cumplir los Objetivos.

El documento pone el foco en algunas temáticas específicas:

Salud. Sólo diez países de la región tienen niveles de contaminación atmosférica con partículas finas inferiores al límite recomendado por las directrices de la OMS sobre la calidad del aire, entre los cuales se encuentra España.

Igualdad de género. En la mayoría de los países, las mujeres pasan mucho más tiempo en el trabajo doméstico y de cuidados que los hombres. Las mayores diferencias se observan en Albania, donde las mujeres pasan 5,2 horas y los hombres 0,8 horas por día. La diferencia entre mujeres y hombres es menor en los países nórdicos. Suecia, Finlandia, España y Noruega tienen cada una más del 40% de mujeres entre los miembros del parlamento, y otros 17 países tienen más del 30% de mujeres. Sin embargo, la proporción de mujeres entre los representantes de los gobiernos locales se acerca a la paridad de género en sólo cuatro países de la UNECE: Belarús, Francia, Islandia y Suecia.

Transporte. De 2007 a 2017, el número total de muertes en accidentes de tráfico disminuyó en un 30% en la región, hasta aproximadamente 105.000. Sin embargo, esta tendencia positiva sigue significando que casi 290 personas mueren cada día en las carreteras de la región y existen marcadas diferencias subregionales.

Clima. Aunque los niveles de emisiones de CO2 por varían significativamente en la región UNECE, casi todos los países observaron una mejora entre 2011 y 2016. La mayor disminución se observa en Uzbekistán (de 0,83 a 0,45 kg de CO2 por dólar estadounidense constante de 2010), seguido de Turkmenistán (de 1,09 a 0,79) y Ucrania (de 0,75 a 0,62). Las emisiones de CO2 por unidad de PIB en 2016 fueron las más bajas en Suiza (0,08), Suecia (0,08) y Malta (0,09), que observaron una mejora significativa con respecto a un nivel ya bajo en 2011 (de 0,22 a 0,09).

Bosques. En general, en toda la región de la UNECE, la cubierta forestal se ha ido ampliando en los dos últimos decenios. El aumento neto entre 2000 y 2015 fue de 28,1 millones de hectáreas. Esto contrasta notablemente con la situación mundial, en la que la proporción de bosques en la superficie terrestre total disminuyó del 31,1% al 30,7% entre 2000 y 2015.

Agua. Los países con mayor estrés hídrico se encuentran en el Asia central (Kirguistán, Turkmenistán, Uzbekistán, Tayikistán), el Mediterráneo (España, Israel, Malta, Turquía) y el Cáucaso (Armenia, Azerbaiyán). Tres países -Turkmenistán, Uzbekistán e Israel- extraen más agua de la que se renueva en el mismo período, lo que da lugar a un nivel de estrés hídrico superior al 100%.

Ayuda al desarrollo. De los 25 países que disponen de datos, sólo cinco cumplen el objetivo de destinar el 0,7% del PIB a la AOD: Suecia, Luxemburgo, Noruega, Dinamarca y el Reino Unido. Los valores más bajos, inferiores al 0,2%, fueron comunicados por España, los Estados Unidos, Eslovenia, Portugal, Hungría, la República Checa, Polonia, Grecia y Eslovaquia.

Economía y protección social. Sólo unos pocos países -Alemania, Austria, Bélgica, Finlandia, Francia e Irlanda- tienen una cobertura de prestaciones de desempleo que alcanza o supera el 95% de la población. En la actualidad, todos los países de la UNECE tienen disposiciones sobre pensiones para las personas que superan la edad de jubilación reglamentaria pero  la proporción de mujeres que reciben una pensión sigue siendo menor en varios países.

El informe completo se puede descargar aquí.