La Red Española celebró ayer la jornada “Repensando el turismo del futuro. Claves para la transformación.” Una jornada que llega en el momento de desescalada, un escenario de vital relevancia para el sector y que contó tanto con expertos de las principales instituciones a nivel nacional del turismo como la Secretaría General de Turismo, la OMT y Segittur y con empresas como Port Aventura World, Grupo Iberostar, Tarannà Viatges y Hosteltur.

La sesión estuvo inaugurada por la Secretaria de Estado de Turismo de España, Isabel Oliver, que destacó el turismo como uno de las principales áreas damnificadas por la COVID-19 y también como uno de los sectores en los que la administración pública está volcando todos sus esfuerzos para asegurar su pronta recuperación. En sus palabras, “trabajamos con toda la cadena de valor para conseguir que sea sostenible y segura, de modo que podamos dar garantías a los residentes y trabajadores y turistas y así incentivar el sector”. Asimismo, aludió a la importancia de tomar la Agenda 2030 como base de la recuperación tanto económica como del sector en particular: “Todo parece empujar al sistema económico y especialmente al sector turístico al desarrollo de la Agenda 2030 como eje central del crecimiento turístico mundial. Esta situación no nos tiene que hacer perder el rumbo hacia un mundo más sostenible. Debemos hacer de esta crisis una oportunidad para fortalecer y redoblar nuestra apuesta por la sostenibilidad y consolidar el turismo como vector de desarrollo y cohesión social, como garante del medioambiente y como motor para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030. De hecho, nuestro plan de reactivación del turismo intenta articular esta recuperación dentro del paradigma de la sostenibilidad.”

Por su parte, la directora de la Red Española del Pacto Mundial, Cristina Sánchez, recalcó la importancia de la celebración de esta jornada que señaló “no estaba prevista en nuestro calendario a principios de año” dado el fuerte impacto que está teniendo la pandemia en el sector turístico. Sánchez, justificó el este impacto haciendo un repaso por las cifras presentadas por las principales autoridades en el sector tanto turístico y empresarial como la OIT o la CEOE, y quiso mandar un mensaje de esperanza fundamentado en el ODS 17. En sus palabras, “la coordinación entre las políticas públicas y las acciones empresariales y la generación de alianzas será fundamental para poder salir de la crisis que, según los expertos, se estima que será lenta pero estable y que se desarrollará hasta inicios del 2021.”

La jornada contó, además, con dos paneles de excepción. En el primero de ellos, “Impactos y consecuencias de la COVID-19 en el turismo. La transformación es inaplazable”, participaron importantes figuras del panorama turístico nacional como Manuel Butler, director ejecutivo de la OMT; Carlos Romero, director de I+D+i de SEGITTUR; y Manuel Molina, director general de Hosteltur. Durante sus intervenciones repasaron los efectos que está teniendo la pandemia en el sector, una industria que, al estar basada en la movilidad y el contacto personal ha sufrido con mayor gravedad los impactos de la COVID-19. Asimismo, plantearon sus diferentes puntos de vista sobre la recuperación del turismo, que, destacaron, tendrá que estar basada en el establecimiento de protocolos internacionales adaptados a los diferentes escenarios, la innovación, la tecnología y la sostenibilidad. De hecho, respecto a este último punto, los tres ponentes coincidieron en que la Agenda 2030 tiene que ser un eje de desarrollo para la recuperación y reformulación del sector turístico. En palabras de Manuel Butler, “esta crisis nos ha hecho más conscientes de la fragilidad de nuestro sistema, acelerando la urgencia de enfrentar los grandes retos que nos plantea la Agenda 2030. Las decisiones que tomemos sobre la recuperación de nuestro sistema económico y del sector marcarán el devenir de las siguientes décadas. Debemos de tener liderazgo, asumir riesgos y ser valientes para incorporar la sostenibilidad tanto en la agenda pública como en la empresarial porque es el único camino para avanzar y sobrevivir.”

Una afirmación que compartió Manuel Molina del medio Hosteltur, que afirmó que “el futuro del turismo será sostenible o no será” y también puso sobre la mesa los conflictos que podrían plantear los nuevos protocolos higiénicos-sanitarios con la sostenibilidad, especialmente en los materiales de plástico desechables que ya estaban pasando a ser sustituidos en muchos alojamientos turísticos. Por otro lado, Carlos Romero destacó que junto con la Agenda 2030 “una de las palancas de la recuperación será la innovación tecnológica, clave para buscar soluciones en este nuevo paradigma. Un ejemplo de la aplicación de la misma en la adaptación a los protocolos higiénico-sanitarios será tecnología contact less o los sistemas de inteligencia artificial en hoteles para evitar el contacto personal o directo”.

El segundo panel estuvo centrado en las iniciativas del sector turístico ante la crisis sanitaria. En este caso, la Red Española quiso dar voz a las empresas turísticas españolas a través de tres de sus socios más activos en la crisis de la COVID-19: Choni Fernández, directora de Responsabilidad Corporativa de Port Aventura World; Soraya Romero, EMEA Sustainability Director de Grupo Iberostar; y Felisa Palacio, Directora General de Tarannà Viatges.

Las representantes de las empresas comenzaron el debate exponiendo las acciones que están llevando a cabo para luchar contra la COVID-19 y adaptar sus empresas y plantillas a los retos que ésta ha arrojado. Entre estas acciones destacan las donaciones de material sanitario y alimentos, y, especialmente, medidas de seguridad y apoyo a los empleados, algunas de ellas enfocadas en el teletrabajo y en la ampliación de la oferta formativa a la plantilla. Durante el panel las ponentes también hablaron sobre las claves para la recuperación del sector. A este respecto, Choni Fernández incidió en la importancia del impulso de medidas y protocolos por parte del Estado que ayuden a recuperar la confianza en el turismo, un aspecto fundamental para el repunte del sector. Por parte de la pyme, Felisa Palacio insistió en el cuidado de los equipos y proveedores como activo fundamental de la empresa y animó a otras pequeñas y medianas empresas a aprovechar al máximo las posibilidades que otorgan al sector la tecnología y la innovación. La Agenda 2030 también fue uno de los destacados, tanto en la parte de formación de alianzas para hacer frente a la crisis como para seguir avanzando hacia la creación de un turismo sostenible y responsable. En este sentido, Soraya Romero de Iberostar declaró que “hemos dado grandes pasos hacia la construcción de un turismo sostenible y no queremos retroceder ahora, por ello trabajamos en alternativas seguras y sostenibles para cumplir tanto con los estándares de seguridad como con la Agenda 2030”.

En definitiva, el compromiso con la sostenibilidad se ha posicionado durante todos los discursos de esta jornada como una de las palancas que promoverá la recuperación del sector. Un proceso que, aunque se haya augurado lento, contará con la solidez de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible de Naciones Unidas y del trabajo en alianza, en el que todos, y especialmente la Red Española del Pacto Mundial, pondremos nuestros esfuerzos.