Nuestra sociedad necesita soluciones sostenibles capaces de conseguir un cambio de modelo energético que nos permita vivir con nuestras comodidades, pero no a costa de un impacto ecológico irreversible. Por lo tanto, necesitamos soluciones eficientes, sostenibles y rentables que dejen atrás soluciones contaminantes y poco eficientes actuales.

Para ello, la clave está en que las soluciones que se desarrollen tienen que ser rentables, de lo contrario no se implantarán, o su implantación será minoritaria y no tendrá el impacto esperado. Es decir, si disponemos de soluciones que son rentables (y por supuesto sostenibles) el mercado las demandará de forma natural y no se requerirán normativas y legislaciones que lo obliguen. De esta forma, no sólo habrá una transición hacia un modelo más sostenible, sino que también se hará de una forma más acelerada ya que el más interesado es quién lo demanda.

Hace un par de años gracias al programa “Mentorizaje” de AJE (Asociación de Jóvenes Empresarios) en el que un CEO de una empresa con experiencia mentoriza a un emprendedor que necesita de una visión con mayor perspectiva, la empresa ARPA y la startup Abora se conocieron. Durante este programa ARPA y en especial su CEO Clara Arpa ayudó a Alejandro del Amo (CEO de Abora) a enfocar diferentes temáticas, como: licitaciones internacionales, recursos humanos, alianzas entre empresas, etc. Fruto de esta relación, que continúa a pesar de que el programa se acabase, ambas empresas han unido sinergias para desarrollar conjuntamente un modelo de negocio y desarrollos tecnológicos aprovechando el conocimiento de ambas empresas. Este modelo de negocio, se basa en que ABORA tiene un producto diferenciador (panel solar híbrido) y ARPA tiene una gran experiencia en la ejecución de instalaciones y equipos (siempre asociados a estándares de muy alta calidad). Por lo que la sinergia mutua consigue unas ventajas que generan una tracción de mercado beneficiosa para ambas partes. Es decir, ambas empresas juntas generan un modelo de negocio y productos capaces de abrir mercados y oportunidades que sin esta alianza no existirían. A modo de ejemplo, en 2019 ambas empresas estuvieron en misión conjunta en Egipto ofreciendo soluciones que, de no ser rentables, ni se tendrían en consideración. O por ejemplo, ambas empresas han desarrollado un sistema de acumulación estacional capaz de acumular el excedente energético de verano para utilizarlo en invierno.

Para nosotros, la conclusión es bastante clara y positiva. Cuando se unen la experiencia y la calidad con la innovación se generan sinergias capaces de generar nuevos productos adaptados a la necesidad del mercado y activar modelos de negocio capaces de transformar el mercado hacia el modelo que buscamos, el sostenible.

Clara Arpa, CEO de ARPA Equipos Móviles de Campaña y Alejandro del Amo, CEO de Abora.