• El Informe de Progreso Empresarial 2020 realiza un análisis de los principales avances que se han dado en la implementación de los ODS por parte del tejido empresarial español en el periodo 2018/2020, fecha en que se presentó el Plan de Acción para la implementación de la Agenda 2030 en España.
  • Este informe se publica con motivo de la celebración del High Level Political Forum de Naciones Unidas, en el que más de 40 países hacen una revisión del grado de implementación de los ODS a nivel local.
  • Como uno de los hitos reflejados en el documento, destaca la penetración de la Agenda 2030 en el tejido empresarial con un 69% de empresas que afirman conocer los ODS.

Madrid, 15 de julio de 2020. La Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas publica hoy el “Informe de Progreso Empresarial 2020”, que ha elaborado con motivo del periodo de revisión del grado de implementación de los ODS que hacen los países y que está teniendo su reflejo en el High Level Polítical Forum (HLPF) de Nueva York. Este foro anual, que comenzó el pasado 7 de julio y que se prolongará hasta el 17 del mismo mes, es la principal plataforma de las Naciones Unidas para el seguimiento y examen de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

El Informe de Progreso Empresarial 2020 realiza un análisis de los principales avances que se han dado en la implementación de los ODS por parte del tejido empresarial español en el periodo 2018/2020,En el contexto de nuestro país, este informe amplía la información sobre el sector empresarial a la que recoge el Informe de Progreso nacional (IdP) presentado ayer por el Vicepresidente Segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y que analiza la implementación de los ODS en España. De este modo, el Informe de Progreso Empresarial 2020 realizado por la Red Española de Pacto Mundial, iniciativa que posee el mandato de Naciones Unidas para articular la contribución de las empresas a la Agenda 2030 a nivel local, examina los principales avances del tejido empresarial español en materia de ODS durante el periodo 2018/2020. Este ejercicio se circunscribe así a los dos años anteriores, fecha en que se presentó el “Plan de Acción para la implementación de la Agenda 2030 en España” en la sede de Naciones Unidas.

En concreto, el informe destaca seis hitos conseguidos en los últimos dos años, entre los que se encuentra la penetración de la Agenda 2030 en el sector empresarial español con un 69% de empresas que afirman conocer los ODS; la creciente contribución de las empresas españolas a los ODS que se puede observar a través de sus memorias de sostenibilidad, en las que un 78% de las empresas españolas ya mencionan los ODS frente al 72% global; y la aparición de nuevos marcos normativos, como la Ley 11/2018 en materia de Información No Financiera y Diversidad, que han favorecido la implicación de las empresas con la Agenda 2030.

En palabras de Cristina Sánchez, directora ejecutiva de la Red Española del Pacto Mundial “este informe es una muestra del aumento del compromiso del sector privado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible en los dos últimos años, que están adoptando cada vez más peso en las estrategias empresariales. Nuestra misión es contribuir desde el prisma empresarial al cumplimiento de los ODS y sabemos que las empresas avanzan en sus aportes, pero no con la necesaria ambición, teniendo en cuenta que nos quedan diez años; ahora más que nunca, debemos trabajar unidos y poner en marcha acciones ambiciosas para alcanzar la Agenda 2030 como reclama la Década para la Acción proclamada por Naciones Unidas”.

Retos y oportunidades de la Agenda 2030 en el plano empresarial

A lo largo del documento también se establecen seis retos a futuro a los que tendrán que hacer frente tanto las empresas como los organismos y actores implicados en la Agenda 2030. El primero de ellos, como no podía ser de otra forma teniendo en cuenta la situación de crisis que atravesamos, es superar la pandemia de la COVID-19 sin abandonar los valores del desarrollo sostenible. Asimismo, el informe hace referencia a la financiación de la Agenda 2030, con un déficit anual de entre 5 y 7 billones de dólares y a la incorporación de la dimensión empresarial en futuras normativas y estrategias, la cual ha demostrado ser muy efectiva.

A estos retos se suman, además, el aumento de la implicación de las pymes en el desarrollo sostenible, el establecimiento de compromisos cuantificables y delimitados en el tiempo y la extensión del uso de los Principios Rectores sobre Empresas y DD.HH. De impulsarse estos tres ámbitos empresariales, señala la Red Española “se podrían activar y acelerar contribuciones relevantes a la Agenda 200030 en España”. Por ello, el informe hace especial hincapié en los mismos, otorgándoles un capítulo propio en el que se señalan algunas claves para potenciarlos y se exponen casos de éxitos reales que pueden servir de inspiración para otras organizaciones.

Por último, el documento recoge una serie de oportunidades para animar a las empresas y organizaciones a seguir avanzando en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Entre ellas destacan la creación de 400.000 puestos de trabajo relacionados con la economía circular y el aumento de un 25% del PIB para 2025 vinculado al cierre de la brecha de género en el ámbito laboral.