Como compañía, en Telepizza siempre hemos puesto nuestro foco en ser responsables tanto con nuestros empleados y clientes, como con la sociedad en general. En nuestro compromiso y filosofía de empresa, el respeto por el medio ambiente y el impacto social son una máxima que está presente en nuestro día a día, ya sea en la producción en fábrica, cadena de suministro, procesos en tienda, como en nuestro día a día administrativo.

En Telepizza cumplimos con todos los requisitos vigentes de control y transparencia medioambiental, comprometiéndonos a promover un modelo de negocio respetuoso con el entorno que nos rodea. Invertimos nuestros esfuerzos como compañía en conseguir no solo que las acciones que llevamos a cabo no afecten negativamente en el medio ambiente, sino que además promuevan la conservación del entorno natural.

El desperdicio de alimentos, a nivel mundial, representa una gran problemática social y ambiental. Contribuye a propiciar el hambre, aumenta la desigualdad y representa un desecho innecesario. Por esta razón, asegurar una actividad que no incida en desperdicios de alimentos, debe ser un aspecto primordial en los procesos de producción de alimentos, con fuerte incidencia en el ODS 12: Producción y Consumo Responsables, así como en la lucha por lograr el ODS 2: Hambre cero.

Como integrantes del sector de la restauración, estamos ampliamente concienciados con evitar el desperdicio de alimentos. Así, siguiendo nuestro objetivo principal centrado en evitar la merma de alimentos, contamos con un proceso de fabricación bajo pedido previo que realizan las tiendas. El resultado es una guía de actuación sencilla y eficaz que nos permite agilizar la cadena logística.

De esta forma, cada uno de nuestros establecimientos tiene la posibilidad de personalizar sus pedidos en base a su stock y al consumo de los clientes, ya que cada pizza producida responde a un pedido de un cliente, evitando producir más de lo que se vende. Al evitar la estandarización en el envío de material para preparar nuestras pizzas, podemos asegurar una gestión competente que minimice el exceso de stock en nuestras tiendas y de producción en la fábrica. Un proceso que nos asegura también la frescura de los ingredientes, permitiendo tener mayor eficacia en toda la cadena logística.

Otra de nuestras medidas es el análisis continuo del producto mediante una línea de trabajo enfocada en analizar los productos con distintos exámenes microbiológicos y organolépticos que aseguren la más alta calidad y frescura, permitiendo además alargar su vida útil. Esta medida, junto con una optimizada cadena de valor, nos permite tener una cuota mínima de desperdicio de alimentos. Estas y otras acciones forman parte de una estrategia con protocolos definidos y perfectamente integrados en nuestra forma de trabajar que nos aseguran que la cantidad de desperdicios de alimentos en nuestra cadena de valor sea mínima. Además, dado que los desechos que generamos se tratan, en su mayor parte, de merma preparada a base de aceite, harina y agua, los reutilizamos donándolos a un colaborador que a su vez los emplea en la fabricación de pienso animal.

En Telepizza consideramos que la sensibilización y concienciación sobre la importancia de un consumo y producción responsable y sostenible, junto con el fomento de buenas prácticas en materia de sostenibilidad, es esencial a la hora de promover una mejor distribución de los recursos desde nuestra compañía y, por extensión, en todo el sector de la restauración.

Se estima que un tercio de la producción mundial se pierde o desperdicia cada año en el mundo, por lo que atajar de forma conjunta esta casuística es fundamental. Desde Telepizza, y como compañía líder en delivery, seguiremos trabajando en la innovación con el objetivo de continuar mejorando todos nuestros procesos hasta conseguir un modelo de negocio circular y mantener una cuota mínima de desperdicio de alimentos.

Miguel Justribó, Chief Purpose Officer de Food Delivery Brands.