España cuenta con un sector turístico fuerte que, en estos momentos, esta pasando por la peor crisis de su historia. Por ello, es necesario redefinir políticas turísticas y desarrollar nuevas herramientas con las que dar respuesta a los desafíos y retos a los que se enfrenta el turismo en estos tiempos de incertidumbre.

La nueva política turística, además de contribuir a la modernización del modelo productivo y su adaptación al cambio climático y a la nueva situación sociosanitaria, debe alinearse con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y apostar por un modelo de desarrollo sostenible del turismo, imprescindible para los nuevos desafíos del sector.

El Decálogo propone actuaciones vinculadas con los ODS 5, 8, 9, 11, 12, 13, 14, 15, 16 y 17. Entre las actuaciones que propone a las empresas turísticas se incluye garantizar la igualdad de salarios y oportunidades para la mujer, consolidar una oferta de empleo de calidad y largo plazo, apostar por la innovación y la transformación digital y preservar los destinos promoviendo la cultura y productos locales para que sean más sostenibles.

Asimismo, anima a las empresas a implementar criterios de transparencia, economía circular y medioambientales. Respecto a estos últimos, Sánchez ha querido enfatizar que “la lucha contra el cambio climático y la gestión responsable de los océanos y mares son dos de las prioridades marcadas para este año, en el que, además, se celebrará la Conferencia de Naciones Unidas sobre los Océanos. El impacto que tiene el sector turístico sobre estas áreas es muy alto, por lo que debe asumir su responsabilidad y trabajar en alianza para hacer frente a los retos que éstas plantean.”

Por último, el director corporativo de Iberia, Juan Cierco ha compartido cómo están trabajando desde la compañía para cumplir con los ODS de la Agenda 2030 y alinearse con los retos que se plantean en este decálogo.

Puedes descargar el decálogo aquí.