El Día Mundial del Turismo 2020 tiene lugar como cada año el 27 de septiembre y en esta edición el lema elegido ha sido Turismo y desarrollo rural en un intento de poner en valor el poder del turismo a la hora de crear oportunidades en el ámbito rural para proteger el patrimonio cultural y natural en el planeta.

En palabras del Secretario General de la OMT, Zurab Pololikashvili: “En todo el mundo, el turismo empodera a las comunidades rurales, ofreciendo empleo y oportunidades, sobre todo para las mujeres y los jóvenes. El turismo permite también a las comunidades rurales celebrar su excepcional patrimonio cultural y sus tradiciones, y es un sector vital para salvaguardar los hábitats y las especies en peligro. Este día es una ocasión para reconocer el papel que el turismo desempeña fuera de las grandes ciudades y su capacidad de construir un futuro mejor para todos”.

Esta celebración llega en uno de los peores momentos para el sector a nivel mundial, ya que el turismo está siendo una de las principales áreas damnificadas por la crisis provocada por la COVID-19. En este crítico momento, se ha mostrado la fragilidad del sistema, así como la necesidad de dar respuesta urgente a los grandes retos que nos plantea la Agenda 2030.

Las medidas sobre la recuperación del sistema económico y del sector turístico que se tomen ahora, marcarán el devenir de las siguientes décadas. Por tanto, las empresas deben liderar el cambio para incorporar la sostenibilidad tanto en sus estrategias empresariales porque es el único camino para avanzar y sobrevivir: El futuro del turismo será sostenible o no será.

En este sentido, desde la Red Española del Pacto Mundial proponemos 10 acciones en clave de ODS para el sector del turismo. El decálogo recoge actuaciones vinculadas con los ODS 5, 8, 9, 11, 12, 13, 14, 15, 16 y 17. Entre las acciones se incluye garantizar la igualdad de salarios y oportunidades para la mujer, consolidar una oferta de empleo de calidad y largo plazo, apostar por la innovación y la transformación digital y preservar los destinos promoviendo la cultura y productos locales para que sean más sostenibles.

Asimismo, anima a las empresas a implementar criterios de transparencia, economía circular y medioambientales. El impacto que tiene el sector turístico sobre estas áreas es muy alto, por lo que debe asumir su responsabilidad y trabajar en alianza para hacer frente a los retos que éstas plantean.

Si estás interesado en conocer el decálogo para la acción empresarial del sector turístico en clave ODS, descárgalo en el siguiente formulario: