La compañía madrileña Mahou San Miguel ha sido galardonada en la II Edición de los Reconocimientos go!ODS por su contribución a la consecución del ODS 11, mediante el desarrollo de parasoles sostenibles capaces de absorber las partículas nocivas del aire.

En concreto, estos parasoles realizan esta innovadora función gracias a la nanotecnología que utiliza el producto Tresol de Pureti, que es aplicado en el tejido con el que se confeccionan. Este sistema, que se activa con luz solar, está certificado por el instituto International Photocatalyst Standards (IPS), un centro independiente que ejecuta tests de estándares ISO sobre purificación del aire o el agua y es eficaz incluso en días nublados. 

De esta forma, el impacto del total de los parasoles instalados, que tienen una vida útil de 5 años, supone un beneficio ambiental equivalente al producido por un bosque de 32.000 árboles. Y es que, gracias al mecanismo, cada parasol puede eliminar las emisiones correspondientes a un coche diesel que recorra 20.000 kilómetros/año.

En palabras de Guillermo Arrieta, Director de Desarrollo Comercial y Marketing de Clientes, “gracias a la ayuda de nuestros clientes hosteleros y distribuidores, hemos podido colocar estos parasoles en calles de Andalucía, Cataluña, Madrid, Galicia, Comunidad Valenciana y País Vasco. De este modo, tan solo en 2019 hemos conseguido un efecto de purificador del aire correspondiente a 32.000 árboles. Este año nuestro propósito es volver a “plantar” otros 45.000 árboles con esta iniciativa.”

El proyecto se produce gracias al trabajo en alianza con la empresa gallega Ezpetela, proveedor habitual de la compañía, con la que se realizó el desarrollo los parasoles sostenibles.

La cervecera también ha proporcionado a sus clientes hosteleros mobiliario 100% reciclable para sus terrazas y fabricado con al menos un 20% de material reciclado. Una acción pionera en España que contribuye a la economía circular. Se colaboró con la Fundación Valora para reutilizar las terrazas. A través de ella se ha cedido el mobiliario a distintas ONGs que trabajan con colectivos en riesgo de exclusión localizadas en Andalucía y Cantabria.

Hay que destacar que los parasoles incluyen en su mástil una etiqueta con un código BIDI que redirige al consumidor a un sencillo vídeo donde se explica cómo el parasol contribuye a la reducción de sustancias nocivas. Esta fórmula permite que los usuarios tomen conciencia de la acción y se sientan parte activa de la iniciativa al optar por terrazas que disponen de estos elementos y, en consecuencia, contribuyendo a la difusión de los ODS. Además, también se trabaja con los hosteleros para informarles de todos los beneficios que aportan los parasoles y mobiliario reciclado que instalan en sus terrazas, para que éstos sean capaces de trasmitírselo a sus clientes. 

Con todo ello, la iniciativa contribuye, además de al ODS 11 de la Agenda 2030, al ODS 13, de cambio climático, gracias a la purificación del aire y la reducción de CO2; al ODS 3, de salud y bienestar, pues gracias a su acción anticontaminante se consiguen amplios beneficios para la salud de las personas; y al ODS 12, producción y consumo responsable, gracias a los materiales reciclados que utilizan para la construcción de las terrazas.

El proyecto “Parasoles y terrazas sostenibles” ha sido premiado por Actualidad Económica, en los Premios a las 100 Mejores Ideas del año 2019. De todas las candidaturas presentadas, Mahou San Miguel fue premiada en el ramo de la sostenibilidad, reconociendo el premio a la iniciativa de “parasoles de terraza con un tejido que mejora la calidad del aire”.

Todos los galardonados de la II edición de los Reconocimientos go!ODS.

Más información sobre la entidad.