Con motivo del Día Internacional de la Mujer, celebrado el pasado 8 de marzo, la Red Española del Pacto Mundial organizó, además del ya tradicional toque de campana por la igualdad de género, un evento sobre liderazgo femenino que contó con la participación de instituciones de gran relevancia en nuestro país, así como empresas españolas socias de la iniciativa. El objetivo: poner de relieve la importancia de la mujer dentro del sector empresarial y del liderazgo femenino para alcanzar las metas planteadas en el ODS 5 de la Agenda 2030.

Para ello, contó en primer lugar con el testimonio en primera persona de dos mujeres líderes empresariales: Isabel Pardo, presidenta de Adif y Adif Alta Velocidad por parte de la empresa pública y Antonia Lorenzo, CEO de Bioazul, representando al sector privado. Ambas empresas forman parte del programa Target Gender Equality (TGE) del Pacto Mundial de Naciones Unidas, que pretende acelerar la representación y el liderazgo de las mujeres en el sector empresarial.

Isabel Pardo, presidenta, Adif / Adif AV

Durante su intervención Pardo destacó el papel determinante de las empresas “para contribuir a cerrar la brecha de género y la obligación legal y moral ineludible de poner en marcha instrumentos de ejecución y seguimiento de las políticas de igualdad y no discriminación.” Un compromiso que, añadió “tiene que producirse de manera muy clara, diría que ejemplar, en las empresas públicas. Nuestra vocación de servicio público implica un compromiso con un futuro mejor.”

En su discurso la presidenta de Adif también destacó las ventajas del programa TGE, remarcando que, además de un diagnóstico muy preciso sobre la brecha de género dentro de la organización, la iniciativa les ha ofrecido un método y una planificación estructurada de actuaciones que serán determinantes para contribuir a los logros marcados en igualdad de género.

Antonia Lorenzo, CEO, Bioazul

Por su parte, Antonia Lorenzo señaló que “el objetivo de Bioazul es que las condiciones laborales sean las adecuadas para evitar cualquier tipo de discriminación, incluida la de género. Entendemos que un equipo equilibrado, de hombres y mujeres, es un equipo motivado, diverso y que ayuda a mejorar el clima laboral y la productividad de la empresa.” 

Respecto a su experiencia en el programa Target Gender Equality, puso de relieve que éste “representa una oportunidad de entender cómo el liderazgo femenino puede impulsar nuestro negocio de una forma sostenible e inclusiva. Nos permite evaluar el enfoque estratégico de igualdad de género e identificar brechas y oportunidades para seguir mejorando además de aprender de otras entidades.”.

Durante la jornada la voz del liderazgo femenino también se hizo oír a través del diálogo multiactor “Impulsando el liderazgo femenino en el ámbito laboral”. Moderado por Carmen Becerril, presidenta de OMIE y AEMENER, reunió a instituciones de gran relevancia como CEOE, de la mano de Susana SanchizCSIC, con la intervención de Elena Domínguez y ONU Mujeres con la portavocía de María Inés Salamanca, que se unieron a Dolors Feliu de Caixabank como representante del sector empresarial. Entre las conclusiones de la mesa destacó el hecho de que sin liderazgo femenino no podremos avanzar hacia una igualdad de género efectiva y que todavía existen en el mundo importantes barreras que derribar para cumplir las metas del ODS 5. Unas barreras que además se han ampliado con la COVID-19, y en cuya erradicación juega un papel vital tanto el papel de las empresas como de las administraciones públicas a través de herramientas como la educación y los planes de igualdad.

La clausura de este evento por el Día Internacional de la Mujer contó con las reflexiones de Beatriz Gimeno, directora del Instituto de las Mujeres, entidad miembro de la Coalición impulsora del programa TGE. Gimeno quiso celebrar en su intervención los logros conseguidos en igualdad, pero también hacer hincapié en los retos incipientes aludiendo a que “las mujeres siguen sin ocupar el lugar que tanto por mérito como por capacidad les corresponde en todas las esferas de la vida y del poder económico. Estas desigualdades entre géneros hacen que nuestro mercado de trabajo sea parcialmente improductivo y que no aproveche todo el talento disponible que sin duda redundaría en una mayor justicia, transparencia y en un aumento de la productividad empresarial y del reconocimiento social.”

Beatriz Gimeno, directora, Instituto de las Mujeres

Asimismo, la directora del Instituto de las Mujeres señaló a las entidades participantes del programa como un ejemplo avanzado en la implantación de medidas destinadas a revertir la desigualdad existente y les animó a “ser agentes del cambio asumiendo el reto y la oportunidad de incorporar de manera eficaz en los sistemas de gestión la igualdad entre mujeres y hombres de manera transversal, aplicando planes y medidas de igualdad y alineándoos con la Agenda 2030 contribuyendo a la consecución del ODS 5.”


Conoce más sobre impulsar el liderazgo femenino dentro de las organizaciones a través el programa Target Gender Equality aquí.

Si quieres formar parte del mayor movimiento mundial por la sostenibilidad ¡HAZTE SOCIO! y da un paso adelante en tu compromiso.

Conoce con mayor detalle nuestra aportación de valor consultando nuestro exclusivo CATÁLOGO DE SERVICIOS.

Si estás interesado/a, déjanos tus datos en este FORMULARIO y nos pondremos en contacto contigo.

¡Únete a la DÉCADA DE ACCIÓN!