El proyecto OrbitalEOS ha sido galardonado en la II Edición de los Reconocimientos go!ODS por su contribución a la consecución del ODS 14: Vida submarina, mediante un innovador sistema de detección de contaminación marina.

El proyecto combina imágenes de satélite, técnicas de inteligencia artificial y ciencia de datos para detectar y caracterizar la contaminación marina, la evolución de los ecosistemas marinos o la regresión de la costa. En concreto, el sistema se sirve de imágenes satelitales como las de la Agencia Espacial Europea y la NASA para obtener imágenes casi en tiempo real y con una resolución multiespectral, que proporciona información que el ojo humano es incapaz de ver. A todo esto, OrbitalEOS añade más valor con su capacidad de interpretación basada en el uso de algorítmica propia. 

En palabras de Juan Peña Ibáñez, CEO de OrbitalEOS, “es una iniciativa que pretende monitorizar la salud de los océanos utilizando tecnología espacial e inteligencia artificial. Observamos el planeta desde el espacio, lo que nos otorga una visión muy privilegiada. Los satélites tienen tres grandes ventajas: son imparciales, no descansan nunca y transcienden todas las tareas humanas. Todo ello nos da una visión global y poderosa sobre lo que ocurre en el océano, con la que podemos monitorizar la salud de estos ecosistemas todos los días y en todos los puntos del planeta. Toda esa información la recogemos y la analizamos utilizando inteligencia artificial de manera que transformamos todos esos datos en conocimiento que nos van a decir cuál es la salud del océano. Esto, además, permite a la industria conocer su rendimiento medioambiental.”

La información recogida se destina a ayudar a agencias, empresas y organizaciones a conocer el estado de salud de los océanos y vigilar el cumplimiento de la normativa medioambiental marítima. Un ejemplo de su aplicación en España lo encontramos en el proyecto piloto para estudiar la evolución de la línea de costa en el litoral de Gandía (Valencia), amenazado por fenómenos de regresión que pueden verse agravados por al aumento del nivel del mar que anticipan los informes del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).

Una de las ventajas del proyecto es su escalabilidad y adaptabilidad a diferentes entornos, haciendo accesible a estados e instituciones, incluso en países menos desarrollados, información fiable sobre el estado de mares y océanos, básica para la toma de decisiones. De hecho, es capaz de alertar rápidamente sobre cualquier vertido o deterioro medioambiental con un coste asumible y ayuda al desarrollo de acciones encaminadas a proteger la vida submarina. 

La iniciativa es también un ejemplo de trabajo en alianza, como predica el ODS 17 de la Agenda 2030, ya que es fruto de la colaboración con múltiples entidades. Entre ellas se encuentran: ESA, NASA, Earsc, ISCO, PULSE, CybELE, Marine Polution, Sea Pulse o IPL.

La start-up española OrbitalEOS, junto con sus socios de proyecto, fue galardonada recientemente por la asociación europea de empresas de teledetección (EARSC) en la categoría “from Research & Development to Innovation & Market” al mejor consorcio de colaboración público-privada por su proyecto “Sistema de Alerta temprana para la detección de derrames de hidrocarburos para la región de Centroamérica” (2019).

Todos los galardonados de la II edición de los Reconocimientos go!ODS.

Más información sobre la entidad.