Un año más, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Océanos se retrasa con motivo de la pandemia de la COVID-19. Este evento internacional que estaba previsto que se celebrara en Lisboa ya tuvo que posponerse en 2020 por el mismo motivo. Sin embargo, la acción para enfrentar los desafíos de el ecosistema azul no puede esperar. 

Estamos hablando del cuidado de lo que supone prácticamente tres cuartas partes de nuestro planeta. De un océano que lleva años sufriendo las amenazas del cambio climático, de la contaminación y los vertidos de basura y plásticos, y de la sobreexplotación de sus recursos, entre otras. Factores que han acelerado su deterioro, provocando el incremento de la acidificación del mismo y la pérdida de biodiversidad.

Estos efectos no sólo repercuten en la salud del océano, sino también en la salud humana. Cada vez más, la salud del océano está íntimamente ligada a nuestra salud. Algunos se sorprenderán al leer que los organismos descubiertos en las profundidades extremas se utilizan para acelerar la detección de la COVID-19, y probablemente aún más al saber que, es el medioambiente el que podría dar una solución a la humanidad.

Esta interdependencia de la salud de los ecosistemas es también un claro recordatorio de la interconexión que existe entre los ODS de la Agenda 2030. En concreto, los esfuerzos en la consecución del ODS 14: vida submarina, repercuten en otros Objetivos como el 8 sobre trabajo decente y crecimiento económico dado el peso de la industria marítima en la economía mundial o en el 13 de acción por el clima por la capacidad del océano de actuar como un sumidero de carbono. 

Es por ello que, en el marco del Día Internacional de los Océanos que se celebra cada 8 de junio, se hace necesario recordar la importancia del cuidado de este ecosistema. Y para ello, haremos un recorrido por las principales publicaciones, buenas prácticas e iniciativas que abordan esta temática. 

Paper “Océanos saludables y sostenibles: oportunidades para el sector empresarial en la economía azul”

Editamos esta publicación para favorecer la contribución empresarial al cuidado del océano. De este modo, a lo largo del documento instamos a empresas y organizaciones a tomar medidas eficaces que contribuyan a la salud y prosperidad del océano basadas en los principios de la sostenibilidad y la Agenda 2030. Para ello, hace especial hincapié en el peso de la economía azul, haciendo además un recorrido por las oportunidades que ofrece el océano en sectores clave para la economía como el turismo, el transporte marítimo y actividades portuarias, la pesca y acuicultura, la biotecnología, la minería submarina o la energía oceánica renovable. Descarga la publicación aquí.

Global Goals, Ocean Opportunities

En este informe UN Global Compact nos habla sobre el papel de las empresas para garantizar un océano sano, productivo y bien gobernado. Entre otras conclusiones, la publicación identifica cinco puntos críticos que representan un conjunto de objetivos tangibles para abordar los retos de la sostenibilidad de los océanos. Los retos recogidos van desde la trazabilidad y acceso a los alimentos de origen marino, a un transporte marino sostenible, a la utilización de fuentes de energía oceánica, al aumento del conocimiento de los océanos y a evitar que la contaminación y los desechos se viertan a los océanos. Consulta la publicación completa aquí.

Principios para asegurar la sostenibilidad del océano

Estos Principios fueron lanzados en septiembre de 2019 y pretenden apoyar los esfuerzos para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París y el Programa de Acción 2030. Se trata de un conjunto de 9 Principios basados en los Diez Principios del Pacto Mundial de las Naciones Unidas sobre derechos humanos, trabajo, medioambiente y lucha contra la corrupción. Éstos están diferenciados en tres bloques: (1) Salud y productividad del océano; (2) Gobernanza y compromiso y (3) Datos y transparencia; y cuentan en la actualidad con más de 60 entidades adheridas, de las cuales más de 20 son españolas. Consulta más información aquí.

El transporte marítimo y la crisis del cambio de tripulación COVID-19: Una herramienta para apoyar la diligencia debida en materia de derechos humanos

Esta herramienta ofrece orientación y una lista de comprobación para que los propietarios de carga marítima, los fletadores y los proveedores de servicios logísticos lleven a cabo la diligencia debida en materia de derechos humanos en sus cadenas de suministro, a fin de identificar, prevenir, mitigar y abordar las repercusiones negativas sobre los derechos humanos de los marinos afectados por la actual crisis de Covid-19.

Dossier especial de Buenas Prácticas sobre Océanos

Con el objetivo de ofrecer inspiración a las organizaciones en la acción sobre el océano ponemos a su disposición un dossier con 22 buenas prácticas de entidades socias. Los compromisos están enfocados a programas y campañas de sensibilización y formación, proyectos en colaboración con otras entidades con el fin de apoyar la investigación y conservación de los océanos y la biodiversidad marina, entre otros. Del total de buenas prácticas, el 64% corresponden a grandes empresas, el 27% a pymes y el resto a entidades del tercer sector. Además, aparte de las recogidas en este dossier, los interesados pueden consultar otras acciones sobre este ODS en nuestra plataforma COMparte de buenas prácticas.

¿Quieres saber más sobre el ODS 14: vida submarina? Visita nuestro apartado especial dirigido a la comprensión y acción sobre este objetivo aquí.


Si quieres formar parte del mayor movimiento mundial por la sostenibilidad ¡HAZTE SOCIO! y da un paso adelante en tu compromiso.

Conoce con mayor detalle nuestra aportación de valor consultando nuestro exclusivo CATÁLOGO DE SERVICIOS.

Si estás interesado/a, déjanos tus datos en este FORMULARIO y nos pondremos en contacto contigo.

¡Únete a la DÉCADA DE ACCIÓN!