A pesar de los avances logrados en las últimas décadas en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, la desigualdad es uno de los mayores retos de nuestra era y supone un obstáculo para la paz y para asegurar los derechos humanos en todo el mundo.

La desigualdad constituye también una amenaza para el desarrollo social y económico, debilita el crecimiento de los países, incrementa la pobreza global -especialmente en relación a los grupos más vulnerables- y merma el sentimiento de realización y la autoestima de las personas.

En Accenture, estamos convencidos de que una de las principales claves para reducir las desigualdades en nuestro país es el acceso a un trabajo digno, ya sea por cuenta propia o ajena. Pero el ritmo y la escala del cambio tecnológico están transformando el propio concepto de trabajo, al tiempo que la temporalidad y la calidad en el empleo continúan siendo aspectos críticos que es necesario abordar.

Distintos factores (la pandemia o la digitalización, entre ellos) azotan el mercado laboral y es necesario aprovechar el cambio para enfocarse hacia nuevos nichos de empleo. Algunos colectivos se adaptan rápidamente a las nuevas necesidades del mercado, pero otros pueden quedarse atrás. Por eso, es crítico actuar para que todos, también los colectivos más vulnerables, podamos prosperar en la nueva economía digital.

La digitalización está transformando la actividad de todos los sectores, impactando especialmente en puestos que requieren menor cualificación, al incorporar nuevas herramientas y digitalizar procesos. Esto afecta al mercado laboral actual y requiere adaptación o reinvención por parte de los trabajadores.

Para aprovechar las oportunidades que brinda la digitalización, los trabajadores necesitan de una formación continua en habilidades personales y conocimientos técnicos y digitales. La introducción de la tecnología en cualquier puesto de trabajo es imparable y las empresas buscan personas con las habilidades y conocimientos esenciales para su función.

Ahora más que nunca, es importante actuar y que nadie se quede al margen de este proceso de digitalización o de la posibilidad de desarrollar sus competencias. Desde Fundación Accenture, queremos garantizar que todas las personas pueden desarrollar estas habilidades de forma autónoma, impactando de manera directa en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 10, e indirectamente en el 8 y 4. Por eso, hemos lanzado Fundaula, un espacio de oportunidad y formación para la era digital.

Fundaula es la plataforma de formación online, 100% gratuita, que pone a disposición de todas las personas cursos para adquirir tantos estos conocimientos digitales necesarios para adaptarse a los nuevos tiempos, como las habilidades digitales y personales para diferenciarse no solo en el mundo laboral, sino también en la vida personal.

La plataforma cuenta con más de 20 cursos en conocimientos digitales, orientados al aprendizaje y entendimiento de nuevas tecnologías y herramientas del mundo digital. Además de lo anterior, Fundaula también acompaña a los usuarios en el desarrollo de habilidades personales y cuenta a con más de 60 cursos adaptados a todos los niveles: habilidades básicas (ser digital o comunicación), habilidades que ayudan a crecer (interés por aprender o flexibilidad), a destacar (orientación al logro, creatividad e innovación) y para el empleo (análisis y toma de decisiones o trabajo en equipo).

¿Conoces a alguien que busque formarse en los conocimientos y habilidades necesarias en la nueva era digital? Comparte Fundaula, la plataforma gratuita donde encontrará formación adaptada según su nivel de conocimiento.

Tenemos un objetivo común: reducir la desigualdad poniendo al alcance de todos la formación online que nos conecta a un mundo laboral cada vez más digital. ¡Comparte Fundaula y actúa a favpr!

Ana Millán, Directora de Negocio Responsable de Accenture en España y Fundación Accenture