La industria agroalimentaria es uno de los sectores con mayor impacto económico -en España, este sector aporta el 5,4% del PIB (sin considerar la distribución), dando empleo a 1.201.350 de trabajadores/as – pero también ambiental, siendo el responsable de alrededor del 27% de las emisiones antropogénicas de gases de efecto invernadero a nivel mundial. Es por ello que la implementación de criterios sostenibles dentro del sector se ha convertido en una acción imprescindible para lograr los objetivos climáticos planteados por la Unión Europea, así como los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas.

En este sentido, la publicación “ODS Año 6. La Agenda 2030 desde un enfoque sectorial” analiza el nivel de conocimiento y la contribución del sector al marco de Naciones Unidas. Según el documento, el 78% de las empresas agroalimentarias conocen los ODS y un 41,3% de estas lo hace en profundidad. Un porcentaje que se encuentra en la media del resto de sectores económicos.

La integración de los ODS en el sector agroalimentario

Por otro lado, el número de empresas que llevan a cabo acciones relacionadas con los ODS es once puntos mayor, con un 89%, un dato ligeramente superior a la media. Esto sitúa al sector en el quinto puesto respecto a la contribución de los sectores económicos a los Objetivos, por detrás del farmacéutico y sanitario, servicios financieros de banca y seguros, telecomunicaciones y nuevas tecnologías y utilidades y energía.

Según Cristina Sánchez, directora ejecutiva del Pacto Mundial, “esta brecha entre el conocimiento de los Objetivos y la contribución a los mismos es bastante frecuente en el tejido empresarial, ya que muchas de entidades emprenden acciones sostenibles sin saber que a través de ellas contribuyen a la Agenda 2030. Si bien todos los impactos positivos sobre los ODS son bien recibidos, el hecho de no llevar a cabo un proceso de priorización e integración de los mismos dentro de la estrategia empresarial hace que no se alcance su impacto potencial en estas áreas”.

En este aspecto, la identificación de los objetivos prioritarios es llevada a cabo por el 48,6% de las empresas. Un dato que contrasta con el 21,79% que ha establecido objetivos públicos y medibles en algunos de los ODS. Es decir, prácticamente la mitad del sector es consciente de su impacto sobre el marco de Naciones Unidas, pero tan solo un quinto del mismo se compromete a que éste sea positivo.

En cuanto a la integración de la Agenda 2030 dentro de las diferentes áreas de la empresa, ésta tan solo es realizada por el 20,67%. Según Sánchez, “es clave que los ODS sean conocidos y trabajados por todas las áreas de la organización, pues la transformación del modelo empresarial no puede realizarse únicamente desde los departamentos de sostenibilidad, sino que tiene permear desde la alta dirección a toda la estructura empresarial, incluyendo la cadena de suministro”.

Para que esto ocurra, las empresas deben llevar a cabo procesos de formación en ODS que ayuden a diseminar el mensaje de la Agenda 2030 en toda la organización de modo que cada empleado sepa identificar el impacto de su actividad en los mismos y también entender qué está realizando la empresa en materia de sostenibilidad. Sin embargo, la formación en ODS es una de las áreas que cuentan con un mayor margen de mejora en las empresas españolas. Concretamente ésta se realiza por el 10,6% de las empresas del sector agro, situándose casi 5 puntos por debajo de la media.

Los ODS más trabajados en las empresas de agroalimentación

Por último, según el estudio, los Objetivos más trabajados por las empresas del sector son el ODS 12 sobre producción y consumo sostenible (69,27%), el ODS 8 sobre trabajo decente (68,72%), el ODS 5 de igualdad de género (68,16%) y el ODS 7 sobre energía limpia y no contaminante (67,04%). En particular, la apuesta por una gestión responsable de la producción y el impulso de condiciones laborales dignas son dos de los retos más acuciantes dentro del sector, por lo que desde la publicación el Pacto Mundial de Naciones Unidas se le anima a trabajar en esta vía, pero desde un enfoque sectorial. Es decir, uniendo los esfuerzos de las empresas que pertenecen al mismo sector para así lograr enfrentar los desafíos con mayor eficacia y celeridad.

Para más información descarga el folleto resumen con los datos del sector «El sector agroalimentario: Contribuyendo a la Agenda 2030«. 


Si quieres formar parte del mayor movimiento mundial por la sostenibilidad ¡HAZTE SOCIO! y da un paso adelante en tu compromiso.

Conoce con mayor detalle nuestra aportación de valor consultando nuestro exclusivo CATÁLOGO DE SERVICIOS.

Si estás interesado/a, déjanos tus datos en este FORMULARIO y nos pondremos en contacto contigo

¡Únete a la DÉCADA DE ACCIÓN!