En primer lugar es el sentido de pertenencia hacia una comunidad que comparte al 100% nuestra manera de trabajar y de enfocar cada una de nuestras acciones. Nos está ayudando a reflexionar y seguir avanzando alineadamente con los principios básicos de honestidad y transparencia. Estamos definiendo nuestras actuaciones con perspectiva de sostenibilidad, medibles y mejorables y somos conscientes de la importancia de nuestra aportación a la sociedad.