16 de octubre 2023 |

Gestión empresarial sostenible

5 acciones sostenibles que impactan positivamente en la cuenta de resultados

La sostenibilidad no es sólo una cuestión de compromiso empresarial, sino una apuesta global que tiene repercusión sobre cuenta de resultados, como se reflexiona en el último estudio “ODS, Año 8. Rentabilidad económica y Agenda 2030”.

En concreto, esta publicación estudia las empresas cotizadas desde 2016 para analizar dos cuestiones clave. Por un lado, la relación entre sostenibilidad y rentabilidad, destacando 15 indicadores específicos que confirman la correlación de la esta con las cuentas de resultados. Por otro lado, valida el crecimiento de la sostenibilidad entre estas empresas, con diferentes datos, como que el número de empresas que informan sobre su contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible ha evolucionado del 32% en 2016 al 85% en 2021.  

Tendencia respaldada desde diferentes fuentes, como es el caso de nuestro informe Contribución de las empresas del IBEX 35 a la Agenda 2030, según el cual, la totalidad de las empresas del IBEX 35 afirma que el trabajo en ODS repercute en ventajas competitivas. Y no es el único, puesto que un 98% de los CEOs a nivel internacional reconoce que la sostenibilidad es esencial en su papel dentro de la empresa.

En este artículo, nos detenemos en cinco acciones sostenibles que pueden generar un impacto positivo en los indicadores económicos de una empresa y, al mismo tiempo, contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.

  1. Fomentar la financiación sostenible
  2. Mejorar las condiciones laborales y la diversidad de la plantilla
  3. Llevar a cabo una gestión responsable de la cadena de suministro
  4. Acceder a nuevos modelos de negocio sostenibles
  5. Innovar en procesos y materiales más sostenibles

1. Fomentar la financiación sostenible

Integrar la sostenibilidad en las finanzas puede mejorar la posición económica de las empresas. La emisión de bonos verdes y sociales, los fondos de inversión sostenible y otros instrumentos financieros basados en criterios ASG están ganando terreno.

En España, el crecimiento de productos financieros con criterios ASG ha aumentado un 20% en los últimos tres años. Hay estudios que concluyen que la financiación basada en criterios ASG tiene un menor riesgo y mayor resiliencia, lo que puede beneficiar a las empresas en términos económicos.

Además, a medida que se amplían los productos de financiación sostenibles dirigidos a pymes, las oportunidades se multiplican. La Unión Europea y entidades como el ICO ofrecen diferentes programas de financiación para pymes que impulsan la sostenibilidad. El sector bancario también está desarrollando productos financieros dirigidos a pymes sostenibles.

Sin embargo, aún existen desafíos. Ejemplos son la falta de conocimientos sobre estos productos financieros sostenibles o la necesidad de garantizar que realmente contribuyan a los ODS. La regulación y la taxonomía europea son fundamentales para abordar estos desafíos y garantizar la transparencia y efectividad de la financiación sostenible.

2. Mejorar las condiciones laborales y la diversidad de la plantilla

La mejora de las condiciones laborales y la promoción de la diversidad puede tener un impacto directo en la cuenta de resultados de una empresa. La inversión en el bienestar de la plantilla puede aumentar la productividad y la retención de talento, lo que se traduce en beneficios económicos.

Como dato, el 93% de las empresas que contaban con la acreditación Living Wage Foundation (sobre salarios dignos) experimentó beneficios, como una mejor reputación y mayor capacidad para contratar y retener a las plantillas.

Unas mejoras en las condiciones que también incluyen aspectos como la conciliación familiar, la flexibilidad laboral, el buen clima laboral que favorece el compromiso de la plantilla y el rendimiento de la empresa.

Por otro lado, la diversidad e inclusión también se asocian a mejoras económicas. Las empresas que incorporar la igualdad de género o diversidad étnica en sus equipos ejecutivos pueden contener rentabilidades por encima del promedio.

Aún existen desafíos, como la resistencia al cambio, en empresas con estructuras rígidas y la presión de situaciones económicas adversas. Sin embargo, el compromiso con unas condiciones laborales digas puede impulsar la motivación, la colaboración y la productividad.

sostenibilidad rentable

3. Llevar a cabo una gestión responsable de la cadena de suministro

Garantizar que los productos y servicios de una empresa sean sostenibles sólo es posible a través de una cadena de suministro responsable. Las empresas que gestionan su cadena de valor de manera responsable pueden reducir costes, anticipar riesgos y mejorar la calidad de productos y servicios.

La gestión responsable de la cadena de suministro ya es un enfoque prioritario para muchas empresas. Además, la falta de una gestión adecuada de los riesgos medioambientales puede repercutir en gastos considerables.

La tecnología, como la inteligencia artificial y el blockchain, está revolucionando la gestión de la cadena de suministro, permitiendo una mayor trazabilidad y reducción de costes.

Sin embargo, también persisten muchos desafíos, como la falta de recursos, la falta de formación en sostenibilidad en la cadena o la falta de información sobre proveedores en otros países. La regulación, como la futura directiva europea sobre diligencia debida de las empresas, ayudará a abordar estos desafíos. Y, desde el Pacto Mundial de la ONU España, no hemos querido quedarnos atrás con el lanzamiento del programa de capacitación: proveedores sostenibles que forma en sostenibilidad a proveedores de todo el mundo de grandes empresas españolas socias.

4. Acceder a nuevos modelos de negocios sostenibles.

Los modelos de negocios sostenibles emergentes son una oportunidad para empresas que quieren contribuir a desafíos globales mientras generan beneficios económicos. Los productos y servicios sostenibles, como productos ecológicos en el sector de la alimentación o los viajes sostenibles en la industria turística, están experimentando un crecimiento significativo y pueden ser fuentes de ingreso adicionales.

La adopción de estos modelos también ofrece ventajas económicas en diversos sectores. Por ejemplo, el mercado de productos ecológicos en España se duplicará en valor para 2030, y los viajes sostenibles son cada vez más populares en la industria turística. Sectores como la tecnología y la construcción también pueden beneficiarse, especialmente en la conversión de ciudades inteligentes.

A pesar de estas oportunidades, existen desafíos relacionados con la identificación de productos sostenibles y la incertidumbre sobre la evolución de estos modelos. Además, se deben considerar posibles repercusiones, como un aumento en la demanda de energía y la competencia por la tierra.

 5. Innovar en procesos y materiales más sostenibles

La economía circular implica reducir, reutilizar y reciclar recursos en lugar de desecharlos, lo que puede generar beneficios económicos significativos. Las empresas que adoptan principios de economía circular pueden reducir costes de materiales, minimizar los riesgos de escasez de recursos y aprovechar nuevas oportunidades de negocio.

La reutilización y reciclaje de productos y materiales pueden reducir los costes de producción y minimizar la dependencia de los recursos naturales, que son finitos. La inversión en diseño de productos que permitan una fácil desmontaje y reciclaje puede generar beneficios económicos a largo plazo. Además, la economía circular también puede generar oportunidades de negocio completamente nuevas, como la creación de servicios de alquiler de productos en lugar de venta.

La innovación abierta, que implica buscar y aprovechar ideas y recursos tanto internos como externos para impulsar la innovación, puede ser un motor clave para desarrollar modelos de negocio sostenibles.

A pesar de las oportunidades, también existen ciertos riesgos de tener un enfoque holístico, como la identificación de nuevos productos o servicios sostenibles que necesitan una actualización constante o la incertidumbre sobre la escalabilidad. De hecho, el 51% de las empresas españolas no lleva a cabo innovaciones relacionadas con el desarrollo sostenible, según nuestra Consulta Empresarial de la Agenda 2030.

En resumen, la sostenibilidad empresarial no sólo es fundamental desde una perspectiva ética, sino que también pueden tener un impacto positivo en la cuenta de resultados de una empresa.

ODS AÑO 8

Compartir

Etiquetas

Sostenibilidad Empresarial
sostenibilidad y rentabilidad
financiación sostenible
condiciones laborales
diversidad
cadena suministro
materiales sostenibles
negocios sostenibles

Únete

Si quieres dar un paso adelante en tu compromiso con la sostenibilidad empresarial y avanzar en esta materia con nuestra ayuda, ¡ÚNETE a la mayor iniciativa internacional en sostenibilidad!

Más info
Te puede interesar