GLS Spain: proximidad y tecnología al servicio del cliente

Luis Doncel

General Manager Iberia

Compartir

Etiquetas

desarrollo tecnológico

El sector de la paquetería ha experimentado, en los últimos años, una transformación extraordinaria basada en el desarrollo de servicios y recursos para el destinatario de nuestros envíos. El principal motor de este cambio ha sido el desarrollo tecnológico, que ha llevado a la consolidación del e-commerce como el lugar de compra habitual de casi cualquier producto por parte del consumidor. En otras palabras, un servicio limitado tradicionalmente al ámbito del B2B que incorporó de forma masiva el B2C, al tiempo que progresaba el C2C.

La pandemia aceleró una tendencia de crecimiento que ya avanzaba con firmeza y, sobre todo, derribó la desconfianza de una parte importante de la población, que hasta aquel momento se mostraba reticente a las transacciones electrónicas. Vale la pena poner en valor la capacidad de reacción del sector de la paquetería para hacer frente a esta explosión del e-commerce y, en apenas un par de años, desarrollar nuevos métodos de entrega. De este modo, en GLS hemos logrado cumplir dos objetivos a corto plazo: primero, la exigencia del servicio en el tiempo y la calidad requeridos por nuestros clientes; y, segundo, el mantenimiento y refuerzo de nuestro compromiso con el desarrollo sostenible y la protección del medio ambiente.

Dos de las claves principales de este éxito son la proximidad y la tecnología, ejes fundamentales de nuestro modelo de negocio que nos permiten mantenernos siempre atentos al mercado y reaccionar con agilidad y eficacia a los cambios.

Cuando hablamos de proximidad nos referimos a la capacidad de permanecer cerca de nuestros clientes y destinatarios, identificando sus necesidades y preferencias para ofrecerles soluciones lo más personalizadas posible. Mantenemos esa cercanía gracias, en gran medida, al trabajo de nuestras más de 600 agencias, con gran arraigo entre la población del país y muchos años de experiencia en el sector.

Este conocimiento nos ha llevado, por ejemplo, a multiplicar las opciones de entrega bajo los principios de calidad de servicio y sostenibilidad que comentábamos. Un buen ejemplo es nuestra amplia red de puntos de conveniencia o Parcel Shops GLS, que permite recoger o enviar un paquete en un comercio local a la hora que mejor convenga. Este sistema beneficia al cliente, por la cercanía y calidad del servicio; contribuye a la sostenibilidad social y económica, al ofrecer nuevas alternativas de negocio a los comerciantes locales; y minimiza el impacto medioambiental mediante la reducción del número de desplazamientos por la ciudad. Todos ganan, todos ganamos.

Con el objetivo de reducir y compensar el 100% de las emisiones derivadas de nuestra actividad, Climate Protect, la estrategia medioambiental de GLS, implica a todos los agentes de la cadena de valor en nuestros servicios.

El desarrollo tecnológico de los últimos años ha aportado seguridad, fiabilidad, transparencia y flexibilidad al cliente. Hoy, gracias a la integración de servicios en la app My GLS, los destinatarios de nuestros envíos pueden solicitar, gestionar y hacer seguimiento de sus paquetes en tiempo real, además de valorar la calidad del servicio.

Una vez más, la digitalización empodera al usuario a lo largo de todo el proceso y, para nosotros, este desarrollo tecnológico es sinónimo de mayor exigencia y rigor, al tiempo que supone la herramienta más eficaz para garantizar envíos más rápidos, seguros y sostenibles.

Únete

Si quieres formar parte del mayor movimiento mundial por la sostenibilidad ¡HAZTE SOCIO! y da un paso adelante en tu compromiso.

Hazte socio
Te puede interesar