2 de agosto 2021 |

Actualidad

El cambio climático en 2020: análisis de la década más cálida de la historia

Compartir

Etiquetas

Hace tiempo que el cambio climático pasó de ser una amenaza lejana a una realidad que cada uno de nosotros puede sentir con fuerza en su piel. Lluvias torrenciales, temperaturas extremas, enfermedades que emanan con el deshielo de los polos… Son los mensajes que nos manda el planeta como efecto de las enormes transformaciones que está sufriendo. Mensajes de un cambio climático imparable que ya va camino de marcar el incremento de 2ºC de la temperatura por encima de los niveles preindustriales. Un aviso: el punto de no retorno en el que la Tierra se vuelve inhabitable se encuentra en los 3ºC; por lo tanto, debemos cambiar nuestros hábitos, si no queremos que ese sea nuestro futuro.

Conscientes de ello, cada vez más actores de todas las esferas – gubernamental, social y empresarial – están aunando esfuerzos para hacer frente a este desafío, el mayor de nuestra historia. Lo hemos visto claramente con las nuevas normativas en clima como la Ley de Cambio Climático y Transición Energética de España o con el compromiso empresarial. Por ejemplo con el hecho de que 76 compañías españolas y más de 450 a nivel mundial se hayan unido al programa Climate Ambition Accelerator para el establecimiento de metas de reducción de emisiones de C02.

En vista de ello, podríamos decir que estamos empezando a afrontar el problema con la urgencia y la ambición que reclama, pero siempre nos queda la duda: ¿estamos a tiempo o ya es demasiado tarde para poner solución al cambio climático y mantener el compromiso de aumento del 1,5º establecido en el Acuerdo de París?

Para resolver a esa pregunta, analizaremos el estado del cambio climático en el mundo según el último informe de la Organización Meteorológica Mundial, repasando uno a uno los efectos de este fenómeno.

Temperatura mundial

En 2020 alcanzamos un incremento de la temperatura media anual de alrededor de 1,2ºC por encima de los niveles preindustriales, lo que sitúa este período como uno de los tres años más cálidos de los que se tienen registros.

Concentraciones de gases de efecto invernadero

Las concentraciones de los principales gases de efecto invernadero siguieron aumentando en 2020 a pesar de la paralización económica e industrial durante el confinamiento. De hecho, el promedio mundial de las fracciones molares de dióxido de carbono (CO2) ya ha superado las 410 partes por millón (ppm) y, si se mantiene la tendencia de la concentración de CO2 de los años anteriores, podría alcanzar o superar las 414 ppm en 2021.

Salud del océano

El océano es uno de los escudos más potentes que tenemos para frenar el cambio climático, dado su capacidad como sumidero natural – absorben hasta un 23 % de las emisiones anuales de CO2 de origen antropógeno en la atmósfera. Sin embargo, a medida que esto se produce, también aumenta la acidificación de este ecosistema, reduciendo su capacidad de absorción e impactando directamente en las formas de vida submarina.

Hay que tener en cuenta que los océanos también absorben más del 90% del exceso de calor generado por las actividades humanas. Los efectos son un aumento en su temperatura media y un incremento del nivel del mar. Según el informe, recientemente el nivel medio del mar ha aumentado a un ritmo más rápido debido, entre otras causas, al mayor derretimiento de las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida.

Extensión de la Criosfera

Las altas temperaturas siguen provocando el deshielo del ártico, lo que ha reducido su extensión mínima a 3,74 millones de km2, la segunda más baja registrada.

Por otro lado, la extensión de hielo marino en la Antártida muestra una fuerte tendencia a la pérdida de masa desde fines de los años noventa, acelerándose desde 2005 y situándose actualmente en una pérdida de 175 Gt y 225 Gt por año. Para hacernos una idea de la magnitud de estas cifras, una pérdida de 200 Gt de hielo por año corresponde a alrededor del doble del caudal anual del río Rin en Europa.

Inseguridad alimentaria

Los fenómenos meteorológicos extremos y los cambios del clima son algunos de los causantes del incremento de la inseguridad alimentaria se encuentra en aumento desde 2014. En concreto, en 2019, el 9% de la población mundial estaba infra alimentada y unos 750 millones (casi el 10%) sufrieron altos niveles de inseguridad alimentaria.

Desplazamientos

Durante la última década se produjeron 23,1 millones de desplazamientos de personas por año a causa de fenómenos meteorológicos. Estos fenómenos son una de las consecuencias del avance imparable del cambio climático y preocupa que cada vez sean más frecuentes y que, colateralmente, generen situaciones de desplazamiento más prolongadas.

Puedes consultar el informe completo sobre el Estado del cambio climático en 2020 aquí.


Si quieres formar parte del mayor movimiento mundial por la sostenibilidad ¡HAZTE SOCIO! y da un paso adelante en tu compromiso.

Conoce con mayor detalle nuestra aportación de valor consultando nuestro exclusivo CATÁLOGO DE SERVICIOS.

Si estás interesado/a, déjanos tus datos en este FORMULARIO y nos pondremos en contacto contigo

¡Únete a la DÉCADA DE ACCIÓN!

Únete

Si quieres formar parte del mayor movimiento mundial por la sostenibilidad ¡HAZTE SOCIO! y da un paso adelante en tu compromiso.

Hazte socio
Te puede interesar

2 de noviembre 2021 |

Guiamos tu camino hacia la sostenibilidad

19 de octubre 2021 |

Celebramos diez años de los Principios Rectores de Empresas y Derechos Humanos

15 de octubre 2021 |

3 recursos clave para trabajar los derechos humanos en tu empresa

13 de octubre 2021 |

El sector agroalimentario figura en el quinto puesto de contribución a los ODS, según un estudio del Pacto Mundial de Naciones Unidas España