1 de junio 2021 |

Actualidad

El derecho a un medioambiente sano es imprescindible para disfrutar del resto de derechos

Compartir

Etiquetas

Un hecho indiscutible es que el medioambiente es condición sine qua non de la existencia humana. Sin unas condiciones ambientales adecuadas la vida resulta inviable, lo que hace que el resto de los derechos humanos carezca de sentido. Aunque esta conclusión puede resultar obvia, la realidad es que el derecho a un medioambiente sano no fue recogido por primera vez hasta la Declaración de Estocolmo en 1972, fruto de la primera Conferencia de la ONU sobre el Medio Ambiente Humano. Más tarde, en 1976, se recogería también en el artículo 12.2.b del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que afirma:

“el derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental, entre las medidas que deberán adoptar los estados, se encuentra la mejora en todos sus aspectos de la higiene del trabajo y del medioambiente.”

El reconocimiento mundial del derecho a un medioambiente sano complementaría, reforzaría y ampliaría el marco legal nacional y regional existente.”

Sin embargo, en ambos documentos el derecho al medioambiente no ostenta de pleno reconocimiento como derecho individual, sino que liga a otros derechos como el derecho a un nivel de vida adecuado o el derecho a la salud.

Es por ello que varias voces, entre ellas la del Relator Especial de las Naciones Unidas sobre derechos humanos y medioambiente, David R. Boyd, han pedido a la ONU que reconozca formalmente el derecho a un medio ambiente sano, para reforzar la lucha contra el cambio climático, la pérdida de la biodiversidad y la contaminación. En sus palabras:

«El reconocimiento mundial del derecho a un medioambiente sano complementaría, reforzaría y ampliaría el marco legal nacional y regional existente. El reconocimiento del derecho por parte de las Naciones Unidas reconocería que este derecho debe ser protegido universalmente»

¿Por qué es tan importante el derecho a un medioambiente sano?

Este derecho ambiental, está relacionado directamente con los seres vivos y el medio en que se desarrollan. Incluye el derecho al aire limpio, a un clima estable, a una biodiversidad próspera y a ecosistemas saludable. En definitiva, es la base y la condición previa para el desarrollo económico, la sostenibilidad y la justicia social. 

Es por tanto esencial sostener y mejorar nuestro entorno para poder garantizar el resto de derechos, particularmente algunos como el derecho a la alimentación, el derecho al agua o el derecho a la salud. Respecto a este último, como hemos mencionado en ocasiones anteriores, la contaminación atmosférica provoca más de 8 millones de muertes al año y una cuarta parte de las enfermedades mundiales se generan por riesgos relacionados con el medioambiente.

Asegurar este derecho no implica sólo poder disfrutar del resto de derechos humanos, sino que además lleva consigo numerosas oportunidades económicas. En concreto, cumplir con el Acuerdo de París puede crear 218 millones de nuevos empleos en el mundo hasta 2030. También a nivel regional, la UE calcula que se podrían crear hasta 900.000 puestos de trabajo en el ámbito de las energías renovables y ahorrar unos 300.000 millones de euros al año si reduce la dependencia de los combustibles fósiles.

¿En qué países está recogido a nivel legal?

Hoy en día, en más de 100 países, el derecho a un medio ambiente sano goza de un estatus constitucional, la forma más sólida de protección legal disponible, y al menos 130 Estados han ratificado tratados regionales de derechos humanos que incluyen explícitamente el derecho a un medio ambiente sano: tratados que abarcan África, América Latina y el Caribe, Oriente Medio, partes de Asia y Europa. 

España no es una excepción, ya que el artículo 45 de la Constitución Española se establece lo siguiente:

1. Todos tienen el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona, así como el deber de conservarlo.

2. Los poderes públicos velarán por la utilización racional de todos los recursos naturales, con el fin de proteger y mejorar la calidad de la vida y defender y restaurar el medio ambiente, apoyándose en la indispensable solidaridad colectiva.

3. Para quienes violen lo dispuesto en el apartado anterior, en los términos que la ley fije se establecerán sanciones penales o, en su caso, administrativas, así como la obligación de reparar el daño causado.

¿Cómo pueden las empresas impulsar este derecho?

Las empresas han de respetar este derecho, principalmente en áreas industriales donde las comunidades locales pueden verse afectadas por la polución o la mala gestión de residuos, gestionando de forma sostenible el agua, para no poner en peligro su disponibilidad, y reduciendo sus emisiones de gases de efecto invernadero, que contribuyen al calentamiento global.

La publicación “Empresas y derechos humanos: acciones y casos de éxito en el marco de la Agenda 2030” recoge una serie de acciones que pueden llevar a cabo las empresas para respetar el derecho a un medioambiente sano. Entre ellas se encuentran:

  • Implementar políticas y prácticas empresariales que eviten la contaminación y sobreexplotación de los ecosistemas.
  • Adoptar criterios de economía circular para la reducción y reutilización de plásticos o envases que puedan impactar sobre los ecosistemas terrestres y marinos.
  • Elaborar planes de actuación contra el cambio climático en línea con el Acuerdo de París.
  • Fomentar la movilidad sostenible de empleados/as, proveedores y en relación a la distribución de productos y servicios, para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por el transporte.

Puedes consultar el resto aquí.

Únete

Si quieres formar parte del mayor movimiento mundial por la sostenibilidad ¡HAZTE SOCIO! y da un paso adelante en tu compromiso.

Hazte socio
Te puede interesar

2 de noviembre 2021 |

Guiamos tu camino hacia la sostenibilidad

19 de octubre 2021 |

Celebramos diez años de los Principios Rectores de Empresas y Derechos Humanos

15 de octubre 2021 |

3 recursos clave para trabajar los derechos humanos en tu empresa

13 de octubre 2021 |

El sector agroalimentario figura en el quinto puesto de contribución a los ODS, según un estudio del Pacto Mundial de Naciones Unidas España