22 de marzo 2022 |

Cambio climático

¿Cómo será el futuro si no frenamos el cambio climático?

¿Cuáles son las consecuencias del cambio climático? ¿En qué situación nos encontramos? ¿Qué nos deparará el futuro si no actuamos? ¿Qué pueden hacer las empresas para contribuir al ODS 13? Si quieres conocer las respuestas a todas estas preguntas, no dejes de leer este post.

Uno de los atributos que nos diferencia de cualquier otra especie es nuestra capacidad de pensar a futuro. A menudo vivimos pendientes de lo que puede pasar, ansiados por conseguir lo que nos depara el mañana o preocupados por no saberlo con certeza.

Uno de los ejemplos más simples lo encontramos en los pronósticos de meteorología. Tanto interés suscita qué temperatura hará al día siguiente que incluso hay programas diarios dedicados a este asunto que duran hasta una hora. Y, sin embargo, hasta hace bien poco la mayoría de la población hacía caso omiso al avance del cambio climático y sus consecuencias.

Esto ha hecho que la acción para frenar este fenómeno haya sido insuficiente. Tanto es así, que los pronósticos actuales ya nos sitúan en un punto sin retorno en algunos aspectos del calentamiento global. Así lo afirma el 6º informe de evaluación del IPCC: Cambio Climático 2022, que se basa en más de 30 mil estudios científicos y recoge los análisis y conclusiones de 270 autores procedentes de 67 países. Éste proporciona uno de los análisis más completos de los impactos cada vez más intensos del cambio climático y los riesgos futuros, además de exponer los enfoques de adaptación climática que son más efectivos y factibles.

A continuación, analizaremos algunas de sus conclusiones más importantes y el papel que tienen las empresas en la fase de mitigación:

  1. Los escenarios que dibuja el informe del IPPC en base a la situación actual del cambio climático
  2. España, uno de los países más afectados por el cambio climático
  3. Cómo pueden las empresas ayudar a mitigar los efectos del calentamiento global

Los escenarios que dibuja el informe del IPPC en base a la situación actual del cambio climático

Las conclusiones que arroja este informe no son muy alentadoras. Según los expertos, el cambio climático ya ha causado daños sustanciales y pérdidas cada vez más irreversibles en algunos ecosistemas. Y en comparación con los ejercicios anteriores, el alcance y la magnitud de sus impactos son mucho mayores que las de las evaluaciones previas. Veamos algunos de los más relevantes:

  • Incremento de la temperatura: el calentamiento global es una realidad. Así lo confirma el hecho de que la temperatura haya aumentado una media de 1,1°C desde que comenzó la era industrial. Según el Acuerdo de París, se establecen los 2°C como máximo de temperatura, pero el objetivo de la comunidad internacional es limitar esa subida a los 1,5°C . Un aviso, de seguir la tendencia actual nos dirigiríamos a un escenario de entre los 2,3 y 2,7°C para 2100.
  • Fenómenos extremos: según las conclusiones del IPCC, si el calentamiento supera los 1,5°C, asistiremos a fenómenos extremos como fuertes tormentas, graves olas de calor, sequías más prolongadas, precipitaciones más torrenciales, etc. Además, el informe asienta que superar los 1,5°C también aumenta la probabilidad de eventos de alto impacto, como la muerte regresiva masiva de los bosques, que convertiría los sumideros de carbono críticos en fuentes de carbono.
  • Inseguridad alimentaria: como consecuencia del aumento de temperaturas y de los fenómenos meteorológicos derivados del avance del cambio climático, algunos cultivos ya se están viendo afectados. De hecho, según los autores del estudio, se ha reducido ya un 5% la productividad de los tres principales cultivos en el mundo, maíz, trigo y arroz. A futuro las predicciones son mucho peores. Se estima que, con un calentamiento de 2°C, la seguridad alimentaria en regiones como las de África subsahariana, Asia del Sur o América Central se verá considerablemente afectada.
  • Escasez de agua: la importancia de establecer el límite de la temperatura global por debajo de los 2°C se ve claramente en el impacto de esta temperatura sobre uno de nuestros recursos más preciados: el agua. Si llegamos a este escenario, entre 800 a 3.000 millones de personas en todo el mundo sufrirán escasez de agua crónica. Y si sumamos 2 grados más hasta llegar a los 4°C, la cifra ascendería a los 4.000 millones de personas.
  • Extinción y desplazamiento de las especies: de acuerdo con el informe, los impactos del cambio climático ya han provocado que aproximadamente la mitad de las especies evaluadas a nivel mundial se haya desplazado hacia los polos o, en tierra, también a mayores alturas. Además, también se han producido las primeras extinciones de especies provocadas por el cambio climático. En este sentido, debemos alertar de que el riesgo de extinción de las especies amenazadas será 10 veces mayor con un aumento de 3°Cen comparación con un calentamiento de 1,5°C.
  • Aumento irreversible del nivel del mar: Otros impactos se acercan a la irreversibilidad, como los impactos de los cambios hidrológicos derivados del retroceso de los glaciares, o los cambios en algunos ecosistemas de montaña y del Ártico provocados por el deshielo del permafrost. En el estudio se expone que con sólo 1.5°C de calentamiento global, muchos glaciares en todo el mundo desaparecerán por completo o perderán la mayor parte de su masa.

Además, en el plano económico, el informe pone de manifiesto que el cambio climático hará que entre 32 millones y 132 millones de personas caigan en la pobreza extrema durante los próximos 10 años.

Por último, la salud también se verá fuertemente afectada por este fenómeno, provocando un mayor número de enfermedades cardíacas y problemas de salud mental. También aumentará la incidencia de la mortalidad relacionada con el calor. Por ejemplo, en un escenario de altas emisiones, el aumento del riesgo de inundaciones podría provocar 48 mil muertes adicionales en niños menores de 15 años en 2030 debido a la diarrea.

España, una de las más afectadas por el cambio climático

La región mediterránea será sin duda una de las más afectadas por este fenómeno y, por consiguiente, la península ibérica. El cambio climático en España supondrá, entre otras cosas:

  • Incremento de las olas de calor: de seguir con el ritmo actual de emisiones, las olas de calor extremo serán cada vez más frecuentes. Esto podría provocar que las muertes relacionadas por golpes de calor se multipliquen por 40.
  • Déficit hídrico: El IPCC remarca que, en el sur de Europa, más de un tercio de la población sufrirá escasez de agua con 2°C de calentamiento; el doble si se llega a 3°C. Esto conllevaría un aumento de las pérdidas económicas en los sectores dependientes del agua y la energía.
  • Pérdida de biodiversidad: los análisis exponen que para 2050, a menos de que las emisiones globales bajen considerablemente, ecosistemas como las praderas marinas de posidonia en el Mediterráneo se extingan.
  • Pérdida de cosechas: en los últimos 50 años la pérdida de cosechas debido a la sequía y al calor extremo se ha triplicado en toda Europa. Se cree que el sur de esta región se verá fuertemente castigada en este aspecto durante los próximos años, poniendo en riesgo la seguridad alimentaria.

Cómo pueden las empresas ayudar a mitigar los efectos del calentamiento global

Pero no hay que desesperar, aún se puede combatir el cambio climático. Según Stephen Cornelius, director mundial de WWF para el IPCC, “el lado positivo es que no todos los impactos más extremos son inevitables. Con una acción rápida, podemos limitar su frecuencia y gravedad y ayudar a las personas y los ecosistemas a adaptarse a algunos impactos».

Sobra decir que el sector empresarial tiene un papel fundamental en esta tarea. Pero ¿cómo pueden actuar? A continuación, enumeraremos algunas acciones que pueden llevar a cabo en este aspecto:

  • Reducir su impacto en el planeta a través del establecimiento de objetivos de reducción de emisiones de CO2 basados en la ciencia.
  • Sustituir las fuentes de energía por energía limpia y renovable.
  • Pasar del modelo lineal a un modelo económico circular.
  • Elaborar planes de ecoeficiencia y movilidad sostenible.

Estos son sólo algunos ejemplos de acciones que las empresas que han participado en nuestro programa Climate Ambition Accelerator están llevado a cabo, pero puedes encontrar más medidas para contribuir al ODS 13 aquí.

Asimismo, te recordamos que está abierto el plazo de inscripción para la II edición de este programa de aceleración en la lucha contra el cambio climático que te ayudará a realizar un plan de reducción de emisiones para tu empresa, establecer objetivos alineados con la ciencia y obtener acceso a personas expertas en la materia, así como generar alianzas con otras empresas. Puedes consultar toda la información en este enlace.

Compartir

Etiquetas

Únete

Si quieres formar parte del mayor movimiento mundial por la sostenibilidad ¡HAZTE SOCIO! y da un paso adelante en tu compromiso.

Más info
Te puede interesar