Principio 5

«Las empresas deben apoyar la erradicación del trabajo infantil»

El término de trabajo infantil es una forma de explotación que constituye una violación de los derechos humanos y es reconocido y definido por organismos internacionales. A menudo se produce a causa de las presiones que ejercen la pobreza y el desarrollo insuficiente, y existe tanto en la economía legal como en la ilegal; siendo en este último caso donde se encuentran las peores formas de explotación infantil.

Principio 5 1

«Las empresas deben apoyar la erradicación del trabajo infantil.»

El término de trabajo infantil es una forma de explotación que constituye una violación de los derechos humanos y es reconocido y definido por organismos internacionales. A menudo se produce a causa de las presiones que ejercen la pobreza y el desarrollo insuficiente, y existe tanto en la economía legal como en la ilegal; siendo en este último caso donde se encuentran las peores formas de explotación infantil.

El Convenio Nº 182 de la OIT, complementario de la Convención 138, exige a los gobiernos a dar prioridad a la eliminación de las peores formas de trabajo infantil llevadas a cabo por todos los niños menores de 18 años. Las cuales se definen como:

  • Todas las formas de esclavitud – incluyendo el tráfico de niños, la servidumbre por deudas, trabajo forzoso y obligatorio, y la utilización de niños en los conflictos armados;
  • La utilización, el reclutamiento o la oferta de niños para la prostitución, la producción de pornografía o actuaciones pornográficas;
  • La utilización, el reclutamiento o la oferta de niños para actividades ilícitas, en particular la producción y tráfico de drogas; y
  • Trabajo que es probable que dañe la salud, la seguridad o la moralidad de los niños como consecuencia de su naturaleza o las circunstancias en las que se lleva a cabo.

 

Escenarios y condicionantes
Mientras que el término «niño» abarca todas las niñas y niños menores de 18 años de edad, no todos los menores de 18 años deben ser retirados del trabajo: las reglas básicas bajo las normas internacionales distinguir lo que constituye un trabajo aceptable o inaceptable para los niños de diferentes edades y etapas de su desarrollo.

Los convenios de la OIT, anteriormente citados, proporcionan el marco para la legislación nacional para fijar la edad mínima de admisión al empleo o trabajo que no debe ser inferior a la edad de finalización de la enseñanza obligatoria y, en cualquier caso, no menos de 15 años. Se permiten las edades más bajas para los períodos de transición – en los países donde las instalaciones económicas y educativas están menos desarrollados la edad mínima para el trabajo regular en general es de 14 años, y 12 años para “trabajos ligeros”. La edad mínima para realizar trabajos peligrosos es mayor, a los 18 años para todocs los países.

 

Repercusiones

El trabajo infantil priva a los niños de su infancia y de su dignidad. Muchos de los niños trabajan largas jornadas sin ser retribuidos o a cambio de salarios mínimos, a menudo en condiciones que ponen en peligro su salud y su desarrollo físico y mental. Se les priva de una educación y pueden llegar a ser separados de sus familias. Los niños que no completan el ciclo de educación primaria tienen más probabilidades de permanecer analfabetos durante toda su vida y no llegar a adquirir nunca los conocimientos necesarios para conseguir un empleo y contribuir al desarrollo de la economía moderna. Consecuentemente, el trabajo infantil genera trabajadores sin formación, no cualificados y pone en peligro el desarrollo de los conocimientos de la mano de obra.

 

Beneficios para las empresas de respetar el Principio 5
La apuestas de las empresas por la erradicación del trabajo infantil, tiene fuertes repercusiones en los beneficios y el incremento del valor de sus acciones.

Por el contrario, la asociación de la empresa con la explotación infantil es probable que dañe la reputación de una empresa. Con un mayor riesgo en el caso de las empresas transnacionales, por contar con extensas cadenas de suministro y de servicios, donde la explotación económica de los niños, incluso por un socio de negocios, puede dañar la imagen de marca.

Algunos ejemplos de cómo las empresas apoyan y respetan los derechos humanos a través de sus actividades:

En el lugar de trabajo

En la comunidad

Recursos
Principio 6

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

_ga.pactomundial.org, -gat.pactomundial.org,_gid.pactomudnial.org,PHPSESSID

Advertising

Analytics

Other