17 de mayo 2022 |

ODS

Así impulsa los ODS el sector de telecomunicaciones y nuevas tecnologías

Hace tiempo hablábamos de cómo la tecnología puede ser una gran aliada para los ODS. Ya hay muchos ejemplos de ello, como los que podemos encontrar en los ganadores de los Reconocimientos go!ODS. Proyectos como Ayúdame3D, que utilizan la impresión 3D y la robótica para a crear prótesis a bajo coste para personas sin recursos en cualquier parte del mundo; o como People’s Protection App, que utiliza la tecnología biométrica para dotar a colectivos vulnerables de identidad propia y evitar su exclusión del sistema social.  Pero, yendo más allá de estas iniciativas innovadoras, ¿están las empresas del sector de telecomunicaciones y nuevas tecnologías impulsando el logro de la Agenda 2030?

Para responder a esta pregunta, nos basaremos en los datos recogidos en la publicación “El sector telecomunicaciones y nuevas tecnologías: contribuyendo a la Agenda 2030”. Ésta realiza un análisis pormenorizado de cómo las empresas del sector están integrando la sostenibilidad en sus estrategias.

En este post os contaremos algunas de sus conclusiones más relevantes. ¡Sigue leyendo para descubrirlas!

  1. Un alto conocimiento de los ODS lleva a una alta implementación en las acciones de las telecos y tecnológicas
  2. ¿Dónde ponen el foco sostenible las empresas de telecomunicación y nuevas tecnologías?
  3. Los retos del sector: la conectividad en las áreas rurales y la alfabetización digital

Un alto conocimiento de los ODS lleva a una alta implementación en las acciones de las telecos y tecnológicas

Como expone el documento, 9 de cada 10 empresas del sector lleva a cabo acciones relacionadas con los ámbitos de los ODS. Eso le posiciona como uno de los tres sectores que lideran la implementación de la Agenda 2030 en nuestro país, junto al sanitario y al financiero.

Una de las razones de que esto sea así es su conocimiento del marco: un 90,4% de las empresas consultadas afirman conocerlo, casi 10 puntos por encima de la media. Este punto es vital, no sólo porque lo que se conoce, se trabaja más, sino también por el poder tractor que pueden ejercer estas entidades sobre sus grupos de interés.

Veámoslo en cifras: el aporte del sector sobre el PIB nacional es del 3,23%, empleando a un total de 446.881 personas. Eso les da el poder de sensibilizar a esta masa de empleados y empleadas sobre la importancia de aplicar los principios del desarrollo sostenible tanto dentro como fuera de la organización, en su vida diaria. Por otro lado, estamos hablando de un gran número de empresa que proveen de tecnología y conexión a otras organizaciones, por lo que también pueden impactar sobre otros agentes del tejido empresarial.

¿Dónde ponen el foco sostenible las empresas de telecomunicación y nuevas tecnologías?

Si pensamos en telecomunicaciones y nuevas tecnologías, el primer ODS que se nos viene a la cabeza es, sin duda, el 9 de industria, innovación e infraestructuras. De hecho, metas concretas como la 9.4, hacen mención al poder de la tecnología: “Aumentar la investigación científica y mejorar la capacidad tecnológica de los sectores industriales de todos los países”.  Y es que la innovación suele ir de la mano de estas empresas, que están en constante evolución.

Sin embargo, su efecto no sólo se siente en este Objetivo. Este sector mantiene una estrecha relación con la mayoría de los ODS, ya que el acceso a herramientas tecnológicas y a redes de conexión y comunicación son contribuciones fundamentales para el desarrollo sostenible. En el análisis que hemos realizado desde el Pacto Mundial de Naciones Unidas España, además del 9, se encuentran como Objetivos más trabajados el 5, el 3 y el 8, por ese orden.

El 8 ya hemos visto que es de gran relevancia para el sector, dada su dimensión e impacto en la economía española. Respecto al área de salud y bienestar recogida en el 3, es fácil imaginar el efecto de las telecomunicaciones y la tecnología en los equipos de los hospitales o en las redes de información del sistema de salud, por ejemplo.

Pero puede que alguien se pregunte por qué cobra tanta importancia el ODS 5 dentro de un sector tradicionalmente “masculinizado”. Y puede ser precisamente por eso, para promover el equilibrio entre géneros de modo que no haya ninguno subrepresentado y que las mujeres y niñas puedan sentirse empoderadas para optar por carreras STEM. Y también, por el poder que tiene la tecnología para integrar a los colectivos más vulnerables. De hecho, dentro del ODS 5 la meta 5.b se refiere al uso de la tecnología como herramienta para promover el empoderamiento de la mujer.

Los retos del sector: la conectividad en las áreas rurales y la brecha digital 

Hoy prácticamente ninguno de nosotros seríamos capaces de afrontar nuestras tareas del día a día sin conexión a internet. Y, sin embargo, aproximadamente la mitad de la población mundial no tiene acceso a la Red. En este sentido, la cobertura en zonas rurales y zonas de difícil acceso representa hoy en día una de las principales complicaciones para garantizar la conectividad para todas las personas y también uno de los mayores desafíos para las empresas del sector.

Asimismo, otro de los mayores retos es la eliminación de la brecha tecnológica y digital. Aunque nos parezca que la alfabetización digital está plenamente conseguida en la población activa, en España el 32% de las personas trabajadoras no poseen estas habilidades tecnológicas.

Ambos retos también pueden ser percibidos como una oportunidad, tanto para el desarrollo sostenible como para las entidades de telecomunicaciones y tecnología, que pueden mejorar su aportación a la sociedad a la vez que amplían sus segmentos de mercado.

Si quieres saber más sobre la contribución de este sector a la Agenda 2030, descarga nuestra publicación aquí.


Compartir

Etiquetas

SDGs
ODS

Únete

Si quieres formar parte del mayor movimiento mundial por la sostenibilidad ¡HAZTE SOCIO! y da un paso adelante en tu compromiso.

Más info
Te puede interesar